Alimentación. Comidas saludables para personas mayores

Comidas saludables para personas mayores

Tras trabajar toda nuestra vida, nos hemos ganado un merecido descanso. No obstante, no siempre pueden atendernos nuestros familiares, de ahí que permanecer en una residencia de mayores en Torremocha sea una buena opción. De hecho, dichos lugares hacen lo posible por convertirse en un verdadero hogar para los residentes, más todavía en las fechas navideñas. En este contexto las comidas saludables para personas mayores juegan un papel crucial.

La alimentación en las personas juega un papel fundamental en su bienestar y en el funcionamiento óptimo de su organismo y más aún cuando se trata de personas mayores. 

Es que, en esta edad, una dieta saludable es esencial para contrarrestar situaciones relacionadas con el envejecimiento.

Cabe destacar que, a lo largo de la vida, el cuerpo humano tiene requerimientos nutricionales variados.  Por ello, se debe conocer cada etapa con profundidad a fin de aportar los alimentos que ayuden a las personas mayores.

En este caso, mantener una alimentación saludable en personas de la tercera edad no es muy complejo, si se tiene la asesoría de un experto.

Este es uno de los puntos en los que mayor énfasis se hace en la Residencia de Mayores de Hontanar del Jarama, ya que una alimentación saludable influirá en gran manera en el bienestar de los ancianos.

¿En qué consisten las comidas saludables para personas mayores?

La alimentación saludable para las personas mayores, consiste en la ingesta equilibrada de comidas que ayuden a mejorar su nutrición y vayan acorde a sus necesidades específicas.

La finalidad es contrarrestar las deficiencias de proteínas, vitaminas y minerales que puedan estar afectando el funcionamiento del organismo. 

Asimismo, se espera que, por medio de esta alimentación, se logre mantener un peso adecuado y una mejoría en enfermedades existentes.

Beneficios de una alimentación saludable para las personas mayores

Con el pasar del tiempo, el organismo no cuenta con el mismo vigor y funcionamiento, ya que, así como envejece, también algunas funciones y sustancias naturales disminuyen su producción en el cuerpo.

En este caso, todos los valores que se reducen con el envejecimiento, deben recuperarse consumiendo alimentos que contengan estos nutrientes. Sin embargo, su restitución solo puede llevarse a cabo con un cuidado y atención profesional recibido en un centro de mayores, ya que así se pueden determinar las necesidades en individuales.

Algunos de los beneficios que se obtienen por medio de una alimentación saludable en personas mayores son:

  • Preve la obesidad.
  • Se controla los niveles de glucosa
  • Se previene la diabetes.
  • Mejora la tensión arterial.
  • Disminuye el colesterol.
  • Mejora el funcionamiento de los sistemas vitales del cuerpo.
  • Se previenen los infartos.
  • Mejora la cicatrización y la recuperación del organismo después de operaciones y accidentes.
  • Se previene el deterioro de la memoria.
  • Se aporta más energía al cuerpo.

¿Cómo se implementa la alimentación saludable en una residencia de mayores?

Todo ello llevará, sin duda alguna, a que los residentes tengan un mejor ánimo y, aunque no puedan ver tan a menudo a sus familias, sientan un completo respaldo

Es importante destacar que cada persona mayor tiene necesidades diferentes y para solventarlas es necesario evaluar su situación de forma individual, a fin de ofrecer una solución eficaz. 

En algunos casos, debe restringirse la ingesta de algunos alimentos, mientras que en otros se añadirán algunos que otros.

De forma generalizada, estas son algunas de las medidas que las residencias de mayores en Madrid llevan a cabo para mejorar la salud de las personas de la tercera edad:

  • Sustitución de la ingesta de grasas saturadas y colesterol, por aceites de origen vegetal y otras grasas saludables.
  • Inclusión de los diversos grupos alimenticios en porciones adecuadas.
  • Aumento del consumo de frutas y verduras en horarios específicos.
  • Eliminación de alimentos enlatados.
  • Mejora y control de la ingesta de agua diaria.
  • Disminución en el consumo de azúcares.
  • Restricción de bebidas alcohólicas y energéticas.
  • Realización de actividad física varios días a la semana.

Alimentación. Comidas saludables para personas mayores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba