Residencias de mayores o como combatir la soledad no deseada.

soledad no deseada

Existen muchos problemas de salud que pueden afectar a nuestros mayores, pero uno de los más comunes y menos hablados es la soledad, o mejor dicho, la soledad no deseada.

La soledad en los ancianos es un problema que puede deteriorar su calidad de vida. Debido al envejecimiento se producen una serie de factores que contribuyen al aislamiento y la soledad, como la muerte de cónyuges y amigos cercanos, cambios en la vida diaria como la mudanza de un familiar y la aparición de enfermedades.

Según los datos de la última encuesta realizada por el INE, en 2019 hubo un total de 4.793.700 personas que vivían solas en España y cerca de la mitad (2.009.100) tienen al menos 65 años.

Teniendo estas cifras en mente, la pregunta que debemos hacernos es: ¿Cómo una residencia de ancianos puede ayudar a nuestros mayores a combatir la soledad?

Efectos negativos en la salud causados por la soledad

El aislamiento y la soledad en las personas mayores puede causar una serie de efectos graves para la salud:

  • Deterioro de la salud física y mental: aunque este efecto es evidente, demuestra el grave impacto que tiene la soledad sobre la salud física y mental de las personas mayores.
  • Aumenta el riesgo de depresión: el aislamiento y la soledad se asocia con pensamientos y sentimientos negativos como tristeza, angustia, dolor y baja autoestima. Esto significa que la soledad puede provocar la aparición de problemas de salud mental como la depresión o empeorar en aquellas personas que ya lo sufrían.
  • Mayor riesgo de mortalidad: otro efecto negativo de la soledad para personas mayores es el de padecer un mayor riesgo de mortalidad. Esto se debe, en parte, a que los ancianos que viven solos o no tienen contacto con otras personas tienen menos probabilidades de buscar atención médica si desarrollan alguna enfermedad.
  • Mayor riesgo de desarrollar demencia: el Dr. John Cacioppo, un distinguido científico y psicólogo de la Universidad de Chicago que ha estudiado el aislamiento social por más de 30 años, encontró en numerosos estudios que ha realizado que la soledad puede contribuir a un deterioro cognitivo más rápido y la aparición de varias formas de demencia.

Cómo una residencia de mayores es perfecta para prevenir la soledad

Con los muchos efectos negativos de la soledad en la salud de los ancianos, es evidente que es un problema que se necesita solucionar para mejorar la calidad de vida de nuestros mayores.

Por suerte, es posible combatirlo mediante una serie de actividades y tratamientos que realizamos en nuestra residencia de mayores Hontanar del Jarama. Para empezar, en muchos casos estar en contacto constante con otras personas es todo lo que se necesita para aliviar la soledad.

Esto se logra realizando actividades dentro de las instalaciones o al aire libre, programando salidas y visitas regulares con amigos dentro de la residencia o con familiares y realizando terapias asistidas con animales.

El entorno familiar que se crea dentro de la residencia también es importante para mejorar el aislamiento. La diversidad de personas con distintas personalidades que hacen vida en nuestra residencia de mayores, permite que no sea difícil encontrar alguien con intereses y gustos similares con quien formar una amistad.

Por último, realizar ejercicios de bajo impacto regularmente y fomentar el aprendizaje constante son excelentes formas de reducir los efectos negativos de la soledad.

Si te interesa saber más sobre los servicios que ofrecemos y los precios de nuestra residencia de mayores en la Comunidad de Madrid, ¡no dudes en consultarnos! Estaremos encantados de ayudarte.

Residencias de mayores o como combatir la soledad no deseada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba