La sordera en adultos mayores y el papel de las residencias

sordera en adultos mayores

La pérdida de audición o sordera en adultos mayores, hace referencia a su capacidad para oír y es normal que esta disminuya con los años. De hecho, una de cada dos personas mayores tiene algún tipo de problema auditivo después de los 75 años.

Esto puede deberse a la exposición al ruido a lo largo de los años, pero también como consecuencia de otras dolencias. Así, por ejemplo, problemas de salud como la diabetes o presión arterial también podrían afectar a la audición. Si es tu caso, o tienes un familiar, descubre cómo podemos ayudarte en nuestra residencia de mayores especializada. Con motivo del Día Mundial de la Audición celebrado el pasado 3 de marzo, queremos abordar esta problemática que afecta sobre todo a las personas de mayor rango de edad.

Los beneficios de una residencia de mayores cuando comienza la sordera en adultos mayores

Ante la sospecha de problemas auditivos se debería acudir a un centro médico o a un especialista para que lo certifique. Normalmente, será un otorrinolaringólogo o un especialista en audiología.
Hoy en día, existen diferentes medidas y aparatos para evitar que las personas con dolencias auditivas queden aisladas. Pero, no siempre se pueden emplear. Por eso, aquí el objetivo principal es que todos los pacientes tengan acceso a soluciones y que permanezcan socialmente integrados. Y, por eso, es interesante que consideres los beneficios de una residencia de mayores en estos casos.

Terapias auditivas en residencias para mayores

Las terapias auditivas engloban diferentes técnicas que se aplican de modo regular en personas que tengan dificultades para oír bien. Dichas técnicas incluyen musicoterapia, logopedia y otras terapias del habla. Pero, necesitan una constancia mínima para que tengan algún efecto beneficioso en los pacientes.

Es por eso por lo que, ante estos problemas, sea recomendable la derivación de los pacientes a residencias. Siempre que estas cuenten con programas especiales y de seguimiento. De esta manera, nos aseguramos de que sea atendido correctamente y de que se respeten unas pautas de actuación.

Adicionalmente, además de garantizar la periodicidad de las atenciones, una residencia para mayores dispone de más recursos interesantes. Por ejemplo, material de estimulación cognitiva para juegos y actividades.

Una residencia de mayores en la Comunidad de Madrid

Verás que en las residencias de mayores de Hontanar del Jarama podemos ayudar a las personas con problemas auditivos de forma óptima. Favoreciendo, además, que se sientan incluidos en un entorno social adecuado. Todo ello siguiendo un horario de juegos y tareas que hagan sus días más divertidos y amenos. Y es que trabajamos siempre desde el respeto y para mantener la dignidad de las personas.

De este modo, la pérdida de audición en personas mayores no será un problema. Ven a conocer a nuestros profesionales e instalaciones y cuéntanos tu caso. ¡Podemos ayudarte! Nuestra Residencia de Mayores de Torremocha está preparada para atender a personas con diferentes dolencias auditivas. Te esperamos.

La sordera en adultos mayores y el papel de las residencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba